El Índice de Desempeño de Programación (SPI) comúnmente es definido como la razón entre el Valor Ganado (EV) y el Valor Planeado (PV). El valor es mayor que uno si el costo presupuestado del trabajo ejecutado es mayor que el costo presupuestado del trabajo programado. En otras palabras, SPI es mayor que uno si el proyecto va más rápido que lo programado. Como expliqué en un artículo anterior (SPI no es un buen indicador en el final de un proyecto), el SPI, definido de este modo, es menos efectivo cuando un proyecto se acerca al final. Es claro que cuando EV se acerca a PV, el indicador tiende a 1, que es el valor ideal. Aun cuando un proyecto termina tarde, el indicador SPI siempre termina en 1. Una mejor manera de definir el SPI es usando el concepto de Programación Ganada (ES) como definí en un artículo anterior (http://www.valor-ganado.com/2011/03/aproximacion-practica-para-el-tiempo.html). Entonces, considerando que AT es el tiempo actual, SPI puede ser mejor definido como en la siguiente fórmula:

`SPI_t={ES}/{AT}`

El SPI es útil como una medida del desempeño anterior de un proyecto en la dimensión del tiempo. Puede ser usado para estimar la duración real (D) al finalizar un proyecto usando la duración programada (T), como muestra la siguiente fórmula:

`D=T/{SPI_t}`